Un recorrido por el Country con los arquitectos del proyecto

Hay dos firmas de renombre mundial que ya trabajan en la sede Samborondón del GCC: EDSA y RTJJ II.  El 1 de febrero de 2017, los arquitectos y diseñadores de EDSA y RTJ II. Marco Larrea e Iván Donoso de EDSA y Bruce Charlton de RTJ II visitaron Guayaquil para empezar a darle forma al proyecto. Los acompañaron sus contrapartes nacionales del estudio de arquitectura PCDO. Estuvieron también  Luis Fernando Gómez de la reconocida promotora LFG, y otros participantes estratégicos del proyecto como Alfredo Baquerizo y Abdallah Murtinho.

La delegación visitó primero el lugar donde todo se hará realidad: al terreno ubicado en Samborondón. Hacía un buen día y un poco de lodo no fue impedimento para que exploren el sitio. Luego hicieron una parada estratégica en el Hoyo 19 de la sede actual, antes de recorrer el club en carritos de golf. El convoy se dirigió a cada uno de los hoyos del campo de golf, luego a hípica, donde entraron a los establos, continuaron por las canchas de tenis, la piscina y de regreso al Hoyo 19, donde probaron la gastronomía del club.  

Pero no era una visita social: todo esto es parte de la creación de la nueva sede Samborondón. Para diseñar, los arquitectos tienen que conocer el área, la geografía y lo que rodea el terreno. Esto es parte fundamental de su proceso: solo así logran hacer realidad su visión de diseñar algo con esencia.

“Primero hacemos un análisis global de la topografía, la vegetación, la vista y creamos un proyecto que esté muy apegado a la cultura de la región”, cuenta Marco Larrea, un ecuatoriano que actualmente es uno de los socios mayoritarios de EDSA y que, también, es miembro de la junta directiva.

Fueron tres días de trabajo intenso. Los arquitectos se reunieron  a puerta cerrada para dar forma al master plan de lo que será la nueva Sede Samborondón. Fueron días de discutir, conversar, plantear soluciones y, la parte preferida de los arquitectos, dibujar y dibujar. Al final, se obtuvo un boceto del master plan, pero eso es tan solo un emocionante inicio. La nueva sede del Country estará dibujada y construida por las mejores manos.